Continuamos con nuestro compromiso con la Calidad, Eficiencia y Sostenibilidad

Empezamos el nuevo «curso» renovando nuestro compromiso con la Calidad, Eficiencia y Sostenibilidad Ambiental.
Calidad

En EMIN ENERGY velamos por mantener un compromiso de calidad de los servicios aportados a nuestros clientes, a la vez que procuramos mantener el máximo respeto ambiental y maximizar nuestra eficiencia energética.

Para ello, desde 2016, implementamos y mantenemos tres sistemas de gestión ISO dentro de nuestro Sistema Integrado de Gestión. Estos tres sistemas de gestión ISO son los siguientes:

  • ISO 9001:2015.- Sistema de Gestión de la Calidad
  • ISO 14001:2015.- Sistema de Gestión Ambiental
  • ISO 50001:2011.- Sistema de Gestión de la Energía

Evidentemente, en EMIN ENERGY estamos orgullosos de disponer de los sellos y certificados de estas normas ISO, pero más aún del provecho que les podamos sacar para mejorar nuestros servicios, a la par que minimizamos nuestro impacto ambiental.

Y decimos «podamos sacar» porque mantener estas normas es un proceso (un no acabar) basado en la mejora continua de todo el sistema.

Desde nuestra experiencia, la implantación de estos sistemas de gestión en un despacho de ingeniería (y, en general, en cualquier organización) son una perfecta herramienta para la mejora de la gestión interna, la prestación de servicios y la relación de la empresa con la sociedad.

¿Cómo nos ayudan estos sistemas a mejorar nuestra actividad?

Estos tres sistemas de gestión ISO se imbrican internamente en nuestra empresa configurando nuestro Sistema Integrado de Gestión. De manera que abordamos el desarrollo de nuestros trabajos desde tres enfoques complementarios:

  • Mantener y mejorar la calidad de nuestros servicio
  • Minimizar año a año nuestro impacto ambiental
  • Mejorar nuestra gestión energética

Para ello nos basamos en Sistema de Gestión ISO, ya que las normas ISO establecen una serie de requisitos mínimos de obligado cumplimiento que fuerzan a una reflexión profunda y constructiva sobre los procesos internos de cualquier organización, permitiendo y facilitando su mejora continua.

A continuación exponemos los puntos clave que entendemos como principales y que nos ayudarán a mejorar nuestros servicios.

 

REQUISITOS CLAVE DE UN SISTEMA DE GESTIÓN ISO

  • Reflexión inicial de la dirección que se quiere seguir en la empresa
    • Nos obliga a pararnos y pensar el destino al que queremos llegar, el camino a seguir y las metas a alcanzar. Todo ello desde un punto de vista tanto de la calidad, como de la gestión ambiental y energética.
      • A través de la definición de la Política
      • Mediante la fijación de Objetivos y metas
  • Desarrollo de los procesos internos de la empresa
    • La norma nos fuerza a reflexionar y definir cuáles son nuestros procesos internos clave.
    • Al realizar esta actividad, uno se da cuenta con mayor facilidad de los puntos clave y/o críticos existentes en cada uno de ellos. Todo ello, mediante:
      • Definición y documentación de procesos
      • Identificación tanto de procesos productivos, como auxiliares y aquellos que puedan producir un impacto ambiental y de consumo de energía
      • Mapa de procesos
      • Gestión basada en procesos
  • Control de los procesos
    • El haber definido los procesos clave en la empresa nos permite identificar los puntos clave de los mismos, así como la forma de tenerlos bajo control y documentados. Esto se realiza por medio de distintos procedimientos complementarios:
      • Seguimiento y medición
      • Satisfacción de clientes
      • Control de subcontratas
      • Calidad de la formación
      • Control de entregas
      • etc
  • Seguimiento de objetivos, metas y desviaciones del sistema

    • No sólo basta con fijar unos objetivos y metas, sino que las normas de gestión ISO nos obligan a realizar un seguimiento de los mismos, de manera que se identifiquen posibles desviaciones y se pueda, por tanto, actuar en consecuencia para subsanarlas.
    • Esto ocurre tanto con los objetivos y metas, como con el resto de indicadores y procedimientos que la organización establece como necesarios. Cualquier desviación en este sentido se registra como No Conformidad y la organización se obliga a resolverla y a tomar «Acciones Correctivas» para evitar que vuelvan a aparecer en un futuro.
      • Seguimiento y medición
      • Identificación y tratamiento de No Conformidades
      • Realización de Auditorías del sistema
  • Revisión por la dirección
    • Al final del ciclo de gestión se recopila toda la información recabada del sistema y se evalúa por parte de la Alta Dirección de la organización. De esta manera se involucra a la Dirección de la organización en el mantenimiento y mejora del sistema de gestión.
    • Como resultado de esta revisión se identifican los puntos fuertes del sistema, así como los aspectos a mejorar que se reflejan en la planificación del siguiente ciclo, asegurando de esta manera la mejora continua del mismo.

 

CONCLUSIÓN

Los sistemas de gestión basados en normas ISO son una muy buena herramienta para la correcta gestión de cualquier despacho de ingeniería (y, en general, de cualquier organización) ya que nos obligan a parar y pensar que es lo que estamos haciendo y, sobre esta base, definir un camino y herramientas para tenerlo controlado.

Además, el requisito de mejora continua de estas normas ISO hace que su mantenimiento sea algo vivo y haya que hacer un seguimiento continuo de nuestro trabajo, de manera que nos será más sencillo identificar los puntos de mejora y planificar mejor en años siguientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario